Servicios

 

Antecedentes de Artroscopia

 

Es una cirugía a cielo cerrado que consiste en introducir un lente dentro de una determinada articulación para de esta manera permitir acceder a cualquier estructura dentro de la misma.

Se puede realizar con anestesia regional (tipo epidural),  con bloqueo selectivo de nervio periférico, o bajo anestesia general.

En la mayoría de los casos es un procedimiento ambulatorio, que no necesita ningún tipo de inmovilización posterior y que permite una recuperación absoluta, con pronta reincorporación a la vida productiva normal.

La artroscopia representa un avance significativo en el área ortopédica, ya que permite acceder a casi cualquier articulación logrando de esta manera abordar lesiones intra-articulares de manera poco invasiva, resultando en menor dolor, menor inflamación y una rápida recuperación del paciente.

 

Artroscopia de rodilla.

Es uno de los procedimientos más comunes en la actualidad. Las indicaciones mas frecuentes son:

Ruptura de meniscos, ruptura de ligamentos cruzados, cuerpos extraños intra- articulares, lesiones de cartílago, sinovitis, artrosis, fracturas de rotula, y fracturas de platillos tibiales, entre otros.

 

Ruptura de meniscos: son las lesiones mas comúnmente encontradas en la rodilla. Pueden ser desde pequeños desgarros parciales hasta rupturas grandes con des inserciones meniscales completas. el tratamiento varía dependiendo del tamaño y de la localización de la lesión, y puede ser tan sencillo como resecciones  pequeñas y parciales del menisco, hasta reconstrucciones o reinserciones extensas.   En cualquiera de los casos la recuperación es completa, con un breve periodo de reposo y recuperación, y posteriormente reincorporación normal a la actividad deportiva.

 

Ruptura de ligamentos cruzados: aunque anteriormente era una lesión casi exclusiva de deportistas profesionales, cada vez es mas frecuente encontrar rupturas de ligamentos cruzados, principalmente el anterior, debido a la masificación y la diversificación del deporte. También es frecuente observar estas rupturas en accidentes de transito, caídas de altura, etc. el tratamiento actual en la sustitución del ligamento roto por un injerto de ligamento del mismo paciente, el cual puede ser extraído del tendón patelar o de los tendones hamstrings. Ambas técnicas son artroscopicas con mini-incisiones solo para obtener el injerto, tiempos operatorios cortos, y ninguna inmovilización posterior a la cirugía, para reincorporarse a la vida normal en el menor tiempo posible y volver a los deportes de competición generalmente entre el 6 y 9 mes. 

 

Fragmentos intra-articulares: conocidos como cuerpos extraños o “ratones articulares”, estos fragmentos pueden ser resultado de rupturas parciales de cartílago, hueso  o  menisco, calcificaciones cartilaginosas, acumulos de acido úrico, etc., y causan daño a la articulación por su efecto puramente mecánico. El tratamiento consiste en extraerlos y tratar la causa que los produjo.

 

 

Lesiones de cartílago: son poco frecuentes aunque aumentan con la edad. Su origen es mayormente traumático pero existen patologías que condicionan fragilidad del cartílago. El tratamiento depende de su tamaño y localización, ya que pueden encontrarse en puntos de apoyo del fémur, tibia o rotula. Generalmente las lesiones pequeñas se tratan con relativa facilidad, pero las de mayor tamaño requieren técnicas más complejas y pericia por parte del artrocopista. Actualmente se están realizando mosaicoplastias que es un procedimiento que consiste en realizar pequeños injertos cartilaginosos obtenidos del mismo paciente para casos de ulceras  de cartílago.

 

Sinovitis: son inflamaciones de la capa que envuelve la rodilla llamada sinovia, y que pueden ser debido a múltiples factores. En estos casos se realizan extirpaciones extensas de dicha sinovia (sinovectomia), desbridaciones térmicas, etc. 

 

 

 

Artrosis: actualmente se están realizando procedimientos artroscopicos para mejorar la sintomatología y evolución de la artrosis; desde desbridaciones selectivas, hasta termo plastias y micro-perforaciones, estos métodos mejoran sensiblemente el pronóstico a largo plazo de la artrosis.

Fracturas: como método único o coadyuvante para el tratamiento de fracturas articulares, ya sea de rotula, fémur o de platillos tibiales, la ortoscopia nos permite un abordaje mas pequeño y una mejor visión para lograr una perfecta reducción  articular.

 

Artroscopia de Hombro

 

Es en la actualidad la segunda articulación en frecuencia. Cada vez son mas las indicaciones para realizar una artroscopia de hombro, pero las causas mas frecuentes son:

Inestabilidad, lesiones de rodete glenoideo, rupturas de manguito rotador, pinzamiento sub-acromial, fragmentos intra-articulares, y artrosis gleno-humeral.

 

Inestabilidad de hombro y lesiones de rodete glenoideo: ambas patologías están íntimamente relacionadas y son la causa mas frecuente de artroscopia de hombro. La inestabilidad o luxación es altamente frecuente en deportistas. Aunque inicialmente el tratamiento debe ser una reducción cerrada e inmovilización del hombro luxado, el 80% de los casos cursan con lesión de rodete glenoideo, que provocara nuevos episodios de luxación o inestabilidad en el futuro, por lo que esta indicado el tratamiento artroscopico con reparo del rodete y plastia de la capsula articular.

Rupturas de manguito rotador: es el nombre con que se conoce al tendón en forma de abanico que es el principal responsable de los movimientos del hombro. Estas ruptura pueden ser de origen traumático o degenerativo, y el tratamiento depende del tamaño, localización y origen de las lesiones.

Pinzamiento subacromial: es una patología frecuentes y causa de un gran numero de los dolores de hombro. Consiste en la disminución mecánica del espacio entre el hueso acromion o “techo del hombro” y la cabeza humeral; justamente en ese espacio se localiza el tendón del manguito rotador y la presión aumentada sobre dicho tendón causa dolor intenso y disminución de la movilidad. Con el tiempo ocurren micro-rupturas y procesos crónicos en el tendón y en la bursa que le acompaña, hasta llegar a rupturas completas.

Fragmentos intra-articulares: que al igual que en la rodilla pueden ser de origen cartilaginoso, óseo, o calcificaciones articulares. Deben ser extirpadas ya que pueden causar a mediano o largo plazo artrosis gleno-humeral.

Artrosis gleno-humeral: que es la destrucción parcial o total del cartílago articular, y que afortunadamente es mucho menos frecuente que en la rodilla, ya que el hombro no es una articulación de carga. el tratamiento artroscopico consiste en desbridacion, regularización y sinovectomias parciales.

 

Artroscopia de tobillo

 

Cada vez mas frecuente, es la tercera articulación que se beneficia con las posibilidades terapéuticas de la artroscopia. Permite la perfecta exploración de los distintos sectores articulares y una visualización directa de la superficie tibio-astragalina. La mayoría de las patologías que se encuentran son lesiones osteocondrales del astragalo, sinovitis y pinzamiento anterior posterior a esguinces de tobillo, osteoartrosis de tobillo posterior a fracturas, y fragmentos intra-articulares libres.

 

Artroscopia de muñeca

 

Tiene indicaciones especificas y en la actualidad se esta usando mucho para la liberacion del sindrome de tunel carpal, fragmentos articulares libres, y artrosis radio-carpal, asi como coadyuvante en la correccion de fracturas del escafoide. se utilizan lentes de menor tamaño e instrmental especifico debido al tamaño relativamente pequeño de esta articulacion.

 

Artroscopia de codo y cadera

 

Son poco frecuentes, sin embargo son tecnicas emergentes que  ofrecen amplias ventajas en el tratamiento de patologias especificas como artrosis, fragmentos sueltos, algunos tipos de fragturas articulares, sinovitis, etc.